Connect with us

Acontecer

¡Feliz cumpeaños, Moratti!

No solamente en España se han vivido finales emocionantes, pues hace unas horas se decidía el Scudetto en Italia. La disputa era cosa de dos equipos: la Roma dirgida por Claudio Ranieri y el Inter, cuya nueva estrella interista Mourinho, el siempre polémico, pretendía ser una carta ganadora. La diferencia era de solo dos puntos en la tabla de posiciones a favor del Inter, pero la serie entre ambos equipos favorecía a la Roma, por lo que un empate en puntos dejaba campeón a la Roma.

Ambos partidos se jugaron a la misma hora. Tanto el Inter como la Roma jugaron con ansias de ganar y poderse coronar campeones de la liga italiana; los de Mou siempre propusieron y trataron de ir al frente, pero se encontraron con un portero inspirado y con ganas de opacarle la fiesta al Inter. La Roma fueron los primeros en irse al frente al min 39 por medio de Vucinic, y con esto, la Roma era campeón de forma parcial gracias a que el Inter seguía empatando 0-0.

El Inter siguió presionando con su juego ofensivo con poca eficacia, especialmente debido a que Curci —portero del Siena— se convirtió en el mejor aliado de la Roma para alcanzar el campeonato. Apenas habían pasado 6 min. después del primero gol cuando al min. 45, sobre el final del primer tiempo, Daniele de Rossi marcaba el 2-0 y la Roma celebraba y se proclamaba como el nuevo campeón de Italia. No está de más decir que Moratti, Presidente del Inter, estaba pasando el cumpleaños mas amargo de su vida durante estos momentos.

Llegando el medio tiempo, cualquiera pagaría por poder escuchar la charla de Mourinho con su equipo en el vestuario. Siendo este hasta ahora el técnico mas codiciado y uno de los mas exitosos de Europa, parecería que lo les dijo dio sus frutos: fue al minuto 56 cuando el Pupi Zanetti le da asistencia a Diego Milito, y
este con toque suave y bien colocado marca el 1-0 a favor del Inter, el gol que los regresaba a lo mas alto de la liga italiana. Los Interistas celebraron con euforia, Milito salía del campo, Moratti comenzaba a disfrutar su cumpleaños y Mourinho tenía algo mas con que alimentar su ego.

Al llegar el final de ambos partidos, gracias al gol de Milito el Inter se quedaba con el Scudetto por cuarto año consecutivo y lograba su doblete esta temporada ya que anteriormente había quedado campeón de la copa Italia, ahora nada más queda esperar a ver que pasará en el Santiago Bernabeu, ya que tanto el Inter como el Bayern tienen la oportunidad de coronarse con el triplete.

Y en cuanto a Mou, muchos le pueden llamar orgulloso, petulante o egocéntrico, pero parece que tiene razones para serlo: 6 títulos de liga en 8 temporadas es
un curriculum realmente envidiable.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Acontecer