Connect with us

Opinión

El legado del “Loco” Abreu

 

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Bombazo en El Salvador. Sebastián “El Loco” Abreu, campeón de Copa América con Uruguay, dos veces mundialista y cuarto lugar en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 va a jugar en Santa Tecla. Medios internacionales lo hablan, el reconocido jugador uruguayo va a sumar un sello más en su pasaporte, el trotamundos del fútbol llega a un fútbol que necesita (o se piensa que necesita) una figura mediática para llenar estadios, vender camisetas y revivir el interés por la liga nacional en una época donde el fútbol europeo capta una inmensa mayoría de las preferencias, el ingreso y el rating de la afición salvadoreña.

Vidal Hernández, presidente del Santa Tecla, ha dicho en varias ocasiones que la intención de contratar al “Loco” Abreu es que deje un legado en El Salvador. Habrán escépticos y creyentes de esta afirmación, cada quién tomará lo que quiera y el tiempo dirá quién tuvo razón. Hablemos antes de los hechos.

Sebastián Abreu tiene 39 años, y cumplirá 40 en el transcurso del Torneo Apertura 2016. Es cierto, la edad no siempre representa el aporte que un futbolista pueda tener en la cancha. Abreu viene del Club Sol de América de la Primera División de Paraguay, un equipo modesto en el país sudamericano que en 107 años de historia ha ganado dos títulos de Primera División, el último de ellos en el año 1991, y hasta el momento no ha salido campeón en el formato de Torneos Cortos. Es cierto, el palmarés de un club no siempre representa su importancia.

Revisando el historia en la carrera de Abreu se observa que entre 1997 y 2004 fue el Deportivo La Coruña quien tuvo sus derechos deportivos, pero solo jugó la mitad de la temporada 1997/1998 en el equipo, jugó 15 partidos y 12 de ellos como titular sumando 1077 minutos de juego, nada mal, sin embargo desde entonces hasta su venta definitiva a Nacional de Uruguay en la temporada 2004/2005 pasó cortas estancias en equipos de México, Brasil, Argentina y Uruguay.

La carrera de Abreu sigue con estos altibajos y poca permanencia en los equipos, a lo mejor por su espíritu aventurero, pero llega a la Real Sociedad en la Segunda División de España mediante un préstamo de River Plate, donde a pesar de no ser titular indiscutible, marca 11 goles en 18 partidos disputados, el goleador del equipo en esa temporada. River se desliga, y como agente libre pasa al Aris Salonica de Grecia en 2009, en enero del siguiente año llega al Botafogo donde viviría su mejor etapa, siendo un referente del equipo, también fue entre 2010 y 2012 que llegó a semifinales de la Copa del Mundo con Uruguay, marcando un brillante penal en la tanda final contra Ghana, que lo volvió a poner en boca de todos y en la escena del fútbol mundial, y que posteriormente sería campeón de América con su país.

Tras este dulce momento, vuelve la realidad del pasado, y en su salida del fútbol brasileño con 37 años, comenzó el gran ocaso de su carrera hasta este punto.

Y no es por ser negativo ni por criticar a Sebastián Abreu, pero qué legado podrá dejar a la estructura de un equipo, de una liga, un jugador que no ha marcado época y que pocas veces se ha estabilizado en una institución.

Si se le pregunta al salvadoreño promedio qué sabe del “Loco” Abreu es muy probable que diga que jugó en la Selección de Uruguay y que marcó un penal Panenka en un Mundial, esto se llama heurística de la disponibilidad, y es que cuando la última información (o la más accesible o fácil de recordar) es la determina una decisión. Con esta idea, no es demeritar la carrera de Abreu, pero hay que estar conscientes que un penal Panenka no oculta el hecho que Abreu haya jugado apenas 2160 minutos en las últimas dos temporadas, eso es más o menos 25 partidos completos… Ojo, en dos temporadas. También en este mismo tiempo ha marcado 10 goles.

Ahora surge la pregunta: ¿Con qué objetivo lo trae Santa Tecla? Podrán decir lo que quieran del legado, pero cuáles son los planes a largo plazo, si es que los hay. ¿O es que vamos con el modelo MLS de los 80’s? Por aquello que tenemos un desfase de 30 años en el fútbol.

Y hay más cuestiones interesantes. No tengo información de cuánto cobrará Abreu en Santa Tecla, pero por poner un número supongamos que son 10 mil dólares mensuales, tomando en cuenta que los patrocinadores detrás de esta contratación son empresas fuertes como Claro y Pollo Indio. Esto habla de la gestión de Santa Tecla, que si se puede conseguir patrocinadores que paguen unos 50 mil dólares por un jugador, ¿no tiene más sentido hacer un esfuerzo por buscar inversiones para encontrar talento de relativamente menor costo y mayor proyección como fue el caso de Hinestroza? ¿No tiene más sentido pagar una planilla de scouts y herramientas de vanguardia para encontrar talento escondido en el redondo nacional?

Y vámonos a otras cuestiones: Si para Santa Tecla era imposible traer a Abreu sin los patrocinadores, ¿cuáles son las posibilidades económicas de la institución o de la liga en general? No se tiene información contable de los equipos como instituciones, menos del monto de los salarios de la plantilla. ¿Con qué cuenta financieramente la Primera División?

No se puede decir y menos predecir cuál será el legado de Abreu. No creo que sea algo más que llenar los estadios por algunas jornadas, vender camisetas y otras actividades de mercadeo, si acaso. Pero al menos plantea preguntas interesantes de cómo se maneja en realidad este fútbol, implícitamente al menos.

Eduardo Vásquez Mata.-

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Opinión